LA TAUROMAQUIA. UN GRAN NEGOCIO

La tauromaquia es definida como “la ciencia del toreo“, su objetivo final: la muerte del animal.

A partir de aquí vamos a ir desmontando una a una las frases que suelen responder los fanáticos de un “arte”, aquellos que lo promueven y los que lo ejecutan.

 Las últimas encuestas hablan de un rechazo hacia los espectáculos taurinos de más del 80% de la población y ante esta realidad, que nos habla de la imparable tendencia hacia su desaparición, el sector y sus defensores continúan lanzando todo tipo de mentiras a las que se agarran desesperadamente.

Los toros son una tradición, y las tradiciones hay que mantenerlas. Las tradiciones deben ser soporte de lo que nos define y construye como humanidad, y como consecuencia de lo que esperamos en el futuro.

“Las corridas de toros son un arte”. El arte es un proceso de creación que da vida, no la quita. El torero destruye y aniquila en busca de una fama y el poder sobre otras gentes al salir por la puerta grande, demostrando así su poderío hacia las masas.

El toro muere dignamente” La muerte es el fin de una vida. ¿Es digna una muerte lenta, dolorosa, torturante, asfixiante? La dignidad es el respeto que merece una acción. ¿Qué respeto nos podemos encontrar en la tortura de un toro?

“Los toros son cultura” La cultura en sí se trata de cultivar nuestra mente o cuerpo para encontrar un beneficio en una misma acción, sólo será constructiva y válida mientras se apueste por dar valor al ser humano. ¿El maltratar a un ser indefenso es en nuestros tiempos modernos un método de cultura?

“El toro bravo nació para eso” Los toros de Lidia no son una especie sino una “raza creada artificialmente por el hombre con el objetivo de darle una muerte atroz” y cuyo “destino siempre es la muerte”.

Sin corridas no habría toro bravo, éste desaparecería El toro es un animal herbívoro, su vida consiste en buscar pastos para alimentarse y no es bravo a no ser en las luchas territoriales.

Una vez más la mano del hombre ha sido clave para manejar artificialmente para que algunos ejemplares sean más agresivos.

LA TAUROMAQUIA UN NEGOCIO RENTABLE

El toreo mueve cada año muchos miles de euros, los toros siempre han tenido el mayor IVA posible de cada legislatura, por esta razón es la actividad pública que más aporta proporcionalmente a las arcas del Estado. Por otro lado, tenemos la gran mayoría de los espectáculos taurinos que se financian con dinero público y dependen en buena medida de las subvenciones para mantenerse.

Principalmente son las Comunidades Autónomas, Diputaciones y Ayuntamientos quienes costean la financiación de espectáculos taurinos, en los últimos años, son numerosos los municipios que han retirado estas ayudas. Entre algunos ejemplos recientes tenemos la partida de 35.000 euros para la Fundación Toro de Lidia, dedicada al fomento de la tauromaquia, dentro del proyecto de los Presupuestos Generales del Estado o el beneficio fiscal otorgado a la tauromaquia con la reducción del IVA del 21% al 10% para su promoción como elemento “cultural”. En total reciben 564 millones de euros al año como subvención pública.

Además, hay que sumar las retrasmisiones en directo de los encierros de San Fermín son 800.000 euros y recordemos que es dinero público.

 Hay que hacer cuentas de lo que cada español aporta a este espectáculo y de cómo estas subvenciones podrían ser usadas en sectores más desfavorecidos de nuestra sociedad como educación o sanidad.

El por qué a la férrea negación de los políticos a suprimir las corridas de toros puede que lo encontremos en los tentáculos del lobby taurino donde la palabra “amigo” tiene como resultado acuerdos empresariales entre sectores más pudientes de este país como banqueros, políticos o jueces.

Es que así la tauromaquia, queridos amigos será una bestia difícil de poder arrancar de nuestras vidas, de nuestra sociedad. Aquellos que piensan que las tradiciones son parte de nuestras raíces, aun siendo correcto, no nos definen como realmente somos, el pasado no se puede cambiar ni borrar, pero debe servir para fomentar otros valores, quizás unas tradiciones nuevas acordes a nuestros tiempos y las cuales no estén manchadas de sangre.

La tauromaquia es hoy bandera de la cara más conservadora, elitista y rancia de nuestra sociedad.

Es hora de cambiar, que nuestra bandera sea las manos tendidas a la gente que quiere un cambio y aunque se nos tilde de animalistas, somos gentes, somo personas que exigimos cambios.

ADOPTAME

Hoy en nuestra sección Adóptame, quiero presentaros a Sinclair esta es su historia.

SINCLAIR

SINCLAIR 😻 en adopción, precioso tigrito que llegó a HappyCat en un estado deplorable, sin fuerzas apenas para levantarse ni para comer…😢Fueron días de cuidados que dejaron ver a un peque, que a pesar de estar recuperándose rápidamente… estaba aterrorizado por todo lo vivido, era un superviviente que había quedado traumatizado, que se escondía constantemente y que temía que le hicieran más daño 🥺 Ahora SINCLAIR va dejando atrás sus miedos, y avanza en su desarrollo como cualquier gatito de su edad, juega, salta, duerme a nuestro lado, explora y siente curiosidad por todo lo que no conoce, le encanta verse reflejado en la cámara del móvil y mirar los programas de la tele, sin perder detalle, en fin es un gato rescatado y recuperado, con un duro pasado, que ya está en condiciones de buscar su hogar ideal☺️ Quién quiere ser la familia “forever” de SINCLAIR??🐾💘Contacto: Tessy Myncke

https://www.facebook.com/unhogarparamininosdemallorca/