LOS PERROS PEQUEÑOS

¿Sabías que según un estudio de la revista Scientific American, convivir con mascotas durante el primer año de vida protege a los bebés de infecciones reforzando su sistema inmunológico?

Cada vez hay más gente que prefiere tener perros pequeños en lugar de razas más grandes por diversas razones:

  • -A la hora de la alimentación, no es lo mismo la cantidad que ingiere uno de tamaño pequeño que uno de mayor tamaño.
  • -Un perro pequeño, por lo general vive más que un perro de mayor tamaño.

Los perros pequeños son perfectos para gente que quiere tener una mascota y vive en un piso o un apartamento pequeño y le da miedo que no se pueda adaptar y por ello eligen uno de menor tamaño por falta de espacio. Aunque ya dijimos en una ocasión que más importante que el espacio, es pasear al menos 3 veces al día al perro durante un buen rato, es lícito pensarlo. Es cierto que los perros pequeños no exigen los mismos cuidados que otros perros de otro tamaño, pero eso no significa que no tengan cuidados especiales.

  • -Los canes más pequeños suelen tener una salud más vulnerable y su higiene debe ser mucho más estricta que otras razas de mayor tamaño.
  • -Lo perros pequeños suelen tener conductas más problemáticas: son sensibles al tacto, sufren mayor ansiedad e hiperactividad, teniendo tendencia a hacerse pipi cuando está solo en casa.
  • -Tienen un metabolismo más rápido, su alimento deberá tener mayor contenido de energía en forma de calorías, grasas y proteínas.
  • -Tienen un alto porcentaje de sufrir luxación de rótula.
  • -Son más cómodos para las personas de más edad o las que viajan mucho ya que se desplazan con ellos en los viajes.
  • -Aunque un perro pequeño tiene un carácter más complicado, no es difícil el adiestramiento en ellos, de hecho es más fácil.
  • -Tienen tendencia a ladrar más, aunque si lo educas , sabrá poner límite a sus ladridos
  • -Hay que poner atención en el crecimiento de sus uñas, ya que su estado de desgate es menor.

PERROS Y NIÑOS

El introducir una mascota en nuestra familia, debe ser un consenso general, no podemos responsabilizar a un niño pequeño de una mascota, cuando el aun no es responsable de sus propias decisiones. Por eso es necesario que desde el primer momento sepamos que será un trabajo en conjunto, de esta forma aprenden unos grandes valores desde pequeños, que no es otro que el respeto a otros seres vivos, a cuidarlos, quererlos y tener unas responsabilidades.

Los perros son excelentes compañeros de juegos, buenos vigilantes y seguro que serán grandes amigos. Estimularan el afecto, así como sus habilidades psicomotrices gracias a los juegos.

En muchos refugios se pueden encontrar perros de este tamaño que han sido renunciados o están si dueño, a la espera que alguien los adopte. Los cuidadores o voluntarios conocen las necesidades, caracteres que podrán ir mejor con vuestra familia. Dejaros aconsejar por ellos, tened varias visitas con el perro para que os pueda conocer y sobre todo si hay niños ver cómo congenian.

De igual manera si hay más mascotas en la familia, una buena presentación para cambiar impresiones y que se conozcan, harán las cosas más sencillas.

Ahora ya sabes un poco más de los perros de tamaño pequeño, si te has decidido en adoptar alguno, seguro que tendréis muchas aventuras para escribir

ADOPTAR UNA MASCOTA

Si has barajado la idea de integrar a tu familia una mascota. Puede que te interese lo siguiente:

En España, se suelen abandonar al año 138000 animales, entre perros y gatos. Es una cifra bastante llamativa. ¿no te parece? Por eso recomendamos que la adopción sea la mejor alternativa a la compra. Además de darle una oportunidad a uno de estos sin hogar, ayudas a descongestionar la perrera o refugio de animales.

¿Qué diferencia hay entre Refugio o Perrera?

En ambos casos es un almacenamiento de animales. Mientras en los refugios, se encargan de buscarles hogar, dependiendo de las características de los mismo, sin límite de tiempo. En cambio, en una perrera, a medida que se van llenando las jaulas el tiempo corre en su contra. Hay muchos municipios en los cuales, el sacrificio en animales sanos a disminuido, pero en otras esta a la orden del día. Y cuando pasa el tiempo establecido que no suele pasar de 15 días, el animal corre riesgo de sacrificio.

Es muy importante saber que, en ambos casos, si adoptas vas a salvar un animal. Pero hay que ser consecuente con ello. Pensar que se trata de un ser vivo, con sus necesidades. No podemos dejar llevarnos por su triste historia, por sus fotos…. Hay muchas personas que se dejan llevar por el primer impulso, y se llevan al animal a su casa. Sin saber las consecuencias de ello. Sin hacer balance de que el animal, necesitara unos cuidados que tendremos que darle. Y no valdrá la frase “Ya veremos cómo salgo”. Estas decisiones mal administradas son las que llevan de nuevo al abandono del animal. Y hacen que el sufrimiento, traumas, estrés, malos hábitos del animal crezcan.

Si estas decidido a adoptar

¿Has hecho balance? Perfecto. Puedes empezar poniéndote en contacto con las perreras, en ellas hay muchos voluntarios que dedican sus horas libres, para pasear a los perros, conocer sus caracteres. Ellos conocen a la perfección la mayoría de los casos, y pueden encauzar los pasos a que la adopción sea la mejor posible. Debes tener en cuenta el espacio del que dispones, no es el mismo espacio para un perro grande que para uno pequeño. La edad del animal es un factor para tener en cuenta. Pues un cachorro, aunque sea como una bolita de lana, no está enseñado y deberás tener tiempo para dedicarse a él. Tendrás que enseñar a pasear, hacer sus necesidades fuera del hogar. Seguramente encontrara encantador algún objeto tuyo, al que tu tengas cariño e intentara comérselo o romperlo. Pero no todo es malo, ya que a medida que crezca podrás educarlo a tu rutina. Y habituarlo a tu familia, amigos etc…

Si es un animal algo de más edad, también tendrá sus ventajas y desventajas. Un animal con unos años normalmente ya sabe pasear con correa, a los pocos días sabe donde hacer sus necesidades, ya está definido su carácter. Se sabe si es apto para estar con mas animales o por el contrario es mejor que este sin ese contacto permanente. Incluso si es permisivo con los niños. Las desventajas, serian los malos hábitos o traumas que han adquirido. Nada de esto es un impedimento para adoptar. Pues con unas buenas pautas y paciencia se puede modificar estos pequeños escollos en su conducta. Es conveniente que una vez estemos ante el que va a ser nuestras mascotas, intentemos conocerlo, pasear con él, que reconozca nuestra voz, nuestro olor. Y si es posible, y tenemos mas mascotas. Hacer una buena presentación. Dejar que los animales se conozcan hace que podamos tener una breve idea de como se van a llevar en el futuro. No debemos tener prisa en que ellos se presenten, se conozcan e incluso jueguen. Si la presentación a sido positiva, podemos plantearnos el adoptar un animal. Acondicionando el nuevo hogar para la llegada del nuevo miembro.

Si por el contrario prefieres adoptar a través de un refugio, déjate guiar por sus miembros. Ellos conocen al dedillo, las cualidades de sus animales. Muchos de ellos están en casas de acogida, y el trabajo de saber si son aptos para estar con más gente está hecho. Suelen hacer cuestionarios para saber las características de los adoptantes y las mejores cualidades de los animales que tienen y puedan encajar con la familia. No se deben tomar a mal las preguntas que se puedan llegar hacer. Pues va encaminado a que la adopción sea un éxito por ambas partes. Si es tu caso, el tener más mascotas la presentación con la nueva incorporación es la misma. Incluso muchas de estas asociaciones tienen educadores que pueden guiarte a la introducción del nuevo miembro.

¿Qué cuesta adoptar?

Hay gente que no quiere pagar por adoptar un animal. Pero realmente no se paga por él. Mas bien se paga por lo que anteriormente se ha hecho. Que son las vacunas, chip, pasaporte en caso de una perrera. En un refugio además de lo anterior mencionado hay que sumar desparasitación interna y externa, la castración. Nunca el adoptante paga la comida, las visitas extraordinarias al veterinario, ni medicamentos, ni los desplazamientos que se tengan que hacer. Hay algunos que por sus enfermedades o por accidentes tienen que pasar por quirófano, y esas cantidades SIEMPRE la asume la asociación. Además, hay que tener en cuenta que al tener sus propios veterinarios el coste de todo es algo mas bajo, que si fuera por un particular. Siempre recomiendo que pidan a cualquier veterinario, el coste total si ellos fueran a llevar a un animal a su consulta. Muchos quedan espantados por el alto coste. Hay que pensar que la futura mascota es necesario, que tenga las vacunas al día para evitar sustos, de igual manera que el chip. Ya que, aunque eso no nos garantice al 100% de que un animal cuando se pierde se encuentra. Si que se hay una probabilidad muy alta para encontrarlo y que este vuelva a su hogar.

El nuevo integrante está en el hogar

Además de acondicionar su espacio, hay que pensar que los primeros días serán una experiencia nueva para ambas partes. Todo es nuevo para nuestra mascota. Desde sonidos, olores, espacio, mobiliario. Dejar que el explore por su cuenta el que va a ser su nuevo hogar es muy positivo. Enseñarle donde va a estar su comida y su agua, de igual manera su espacio para poder dormir. Es importante no cambiar de ubicación tanto la comida como su cama. La rutina para nuestro nuevo compañero es lo mejor para él.

A partir de ahora una rutina que contemple los paseos diarios, la comida a la misma hora y siempre después del ejercicio. Son los primeros pasos para que la relación entre ambas partes sea muy positiva.

En posteriores entradas iremos introduciendo estrategias a seguir con los nuevos integrantes, juegos, y experiencias.