ENTREVISTA CON HAPPY CAT

  • ¿Cómo nació Happy Cat y con qué propósito?

Siempre hemos pensado que los gatos han sido los grandes olvidados, muy pocas asociaciones se atreven a darles visibilidad, de hecho, la mayoría de adopciones de gatos, siempre han sido a través de particulares que gestionan colonias felinas, por ello se puso en marcha nuestro hogar de tránsito, qué no es ni debe confundirse con un refugio. Nuestra labor es poder ofrecer una salida a todos esos gatos dóciles qué de una forma u otra, acaban en la calle, pero no pertenecen a ella.

  • ¿Cuántos gatos tenéis a vuestro cargo actualmente?
En esto momentos tiene 14 bebes, de los cuales 12 son lactantes

Tenemos un espacio exterior de apenas 30 m2 y una zona de cuarentena de 20m2, aun así, actualmente tenemos en acogida a 14 bebés (12 de ellos lactantes) y 4 gatos adultos.

Nuestro espacio y recursos son muy limitados, por ese motivo se dan entrada a nuevos gatos, según van saliendo en adopción.

  • ¿Cómo se inicia un rescate, que pasos se da?

Nosotras no efectuamos rescates in situ, nuestra función es ayudar a esas actuaciones, en la medida de nuestras posibilidades.

  • Un gato cuando entra ha vuestro cargo debe tener unos gastos que asume la asociación ¿En cuánto dinero se traduce?

Los gatos que entran en Happy Cat, suelen tener carencias, sobretodo nutricionales, así que nuestro gasto en comida es abultado y no podemos dar en sí datos exactos de este tipo de pequeños que están a nuestro cargo ya que hay casos de gastos veterinarios por traumatismos que pueden rondar los 1000 euros, o intervenciones oftalmológicas donde el mayor coste es la medicación que ronda unos 200 euros, como ves es complicado dar una cuantía.

Donde si hemos calculado el coste y realmente nos ha sorprendido es en los casos de los lactantes SANOS (porque ante cualquier pequeño problema, los números descuadran). Un lactante toma una media de 90 sobres de leche, a la cuarta semana se empieza con paté y pienso, añadimos las dos desparasitaciones internas y externas que cómo mínimo deberán hacerse y su primera dosis de vacuna, estos costes ascienden a 150 euros /por gatito, y actualmente tenemos 12 así que podemos tener una ligera idea del coste que supone.

  • _Hablemos del veterinario, vosotros tenéis un veterinario al que acudís, en cualquier caso. ¿Quiénes son? ¿Qué te parece su trato hacia los animales? Los recomendarías fuera del ámbito de la asociación.

Nuestros veterinarios de referencia para tratar a nuestros pequeños son Rafael Guerra y Noemí García, del centro +Cotas Bunyola y la verdad es que son unos profesionales excelentes y que disfrutan con su trabajo, nosotros buscamos lo mejor para los pequeños de Happy Cat y en tema salud lo hemos encontrado en ellos al 100%. Por supuesto que los recomendamos y la realidad es que la mayoría de nuestros adoptantes continúan confiando en ellos y siguen ocupándose a posteriori de la salud de los adoptados.

  • ¿Crees que los ayuntamientos colaboran o facilitan el trabajo que vosotros realizáis? ¿en que se podría mejorar?

Nosotros somos de la zona de Bunyola y por ahora, el ayuntamiento colabora y aporta bastante a las asociaciones en tema castraciones, que ya se puede decir que es algo, la mayoría no sólo se lavan las manos…además consideran a los gatos plaga.

  • ¿Qué opinas sobre la legalización de las corridas de toros?

ABOMINABLE, un retroceso cómo sociedad.

  • _ En algunas comunidades se esta barajando abrir escuelas de tauromaquia, en la que van a asistir menores de edad. ¿Crees que eso facilitara que haya más maltrato animal no solo a nivel de los toros?

Pues me repugna, del mismo modo que si barajaran abrir escuelas para peleas de perros o peleas de gallos.

Y tan sólo creo que podemos tener un avance sobre la postura en contra del maltrato animal, si en los colegios de primaria se ofrecieran jornadas de sensibilización sobre el tema.

  • Ya que hemos nombrado “el bienestar animal”, aquí hay una ley sobre ello. ¿qué opinas sobre ella?

OBSOLETA E INSUFICIENTE

  • Se debate mucho sobre la posibilidad de que en Son Reus se pueda facilitar la opción de las casas de acogida. ¿Por qué crees que el ayuntamiento como tal no facilita esa opción?

Demasiados quebraderos de cabeza, muy poco personal y mucha apatía en general, escudándose en temas jurídicos, cuando está puesto en marcha en otras comunidades autónomas.

Este pequeño busca un hogar, en estos momentos esta en Happy Cat
  • Hablemos sobre gatos ferales, hay muchas colonias, unas legalizadas y otras no. ¿Quién regula y que aportaciones económicas da para ayudar a estas colonias?

Las colonias felinas son competencia de los ayuntamientos, pero muy pocos se implican y muchos menos, por no decir ninguno ofrece ayudas económicas para gastos de alimentación y gastos veterinarios, estos siguen corriendo a cargo de l@s voluntari@s que gestionan las colonias.

  • En muchos municipios, incluido Palma hay mucho descontrol en tema de las colonias. ¿Crees qué si existiera un departamento para estos casos, haciendo control y obligando a la castración, todo esto mejoraría?

Cualquier mejora sería de agradecer y se tendría que gestionar otros temas, ya que las castraciones no se pueden considerar cómo una solución al 100%, la mayoría de las colonias se encuentran con el problema de que han dejado gatos dóciles y caseros en ellas, estos pequeños no pueden sobrevivir en ellas, enferman, son atropellados, sufren las consecuencias de las peleas ya que no están castrados, gatas embarazadas dan a luz allí y los bebés son atacados y un largo etc.

  • Un gato feral entra en una perrera ¿Cuál será su destino?

MIEDO, ESTRÉS Y SI O SI….MUERTE

  • Háblame de algún caso que tengáis en la actualidad.
dav, se encuentra en espera de un hogar en Happy Cat

Bebés rescatados en estado desnutrición e infecciones diversas, gatitos que han perdido miembros porqué han sido atacados por ratas, gatos con peligro de quedarse ciegos, hembra embarazada abandonada en una colonia, encerrada dentro de su transportín, todos éstos supuestos los hemos tenido en los últimos dos meses.

(En este punto puedo ver la capacidad humana, para crear maldad en animales indefensos. ¿que persona pueda dejar a un gato en un transportín ? Por desgracia no sera el ultimo en encontrarse y en peores condiciones)

  • ¿Qué deben hacer la gente si quiere adoptar o ser casa de acogida para Happy Cat?

Las adopciones en Happy Cat, siempre se efectúan bajo contrato de adopción con seguimiento, se incluyen desparasitación interna y externa, revisiones veterinarias, primeras dosis de vacunas, pasaporte y esterilización obligatoria a la edad de cinco meses, aportando el adoptante una parte de estos gastos veterinarios que ascienden a 135 euros. También es importante el compromiso de nuestra asociación de hacerse cargo de los costes veterinarios ocasionados y producidos ante cualquier proceso vírico que pudiese ocurrir dentro de los 15 días siguientes a la adopción

Hoy hemos tenido el placer de poder entrevistar a Cova de Happy Cat, esta asociación surgió de la necesidad de dar visibilidad a los gatos, sin reparar en gastos, ella misma no sabe a ciencia cierta lo que se invierte económicamente en los acogidos sin recibir ninguna ayuda de parte de las administraciones en casos complicados. Es una mujer con ideas firmes que condena todo lo relacionado con el maltrato animal, incluyendo las corridas de toros. Van a seguir luchando para que los gatos sigan teniendo un lugar reconocido. Cova presenta su lado más firme contra los abandonos y las malas gestiones que tienen algunos ayuntamientos, pero también tiene el lado maternal para poder dar cariño a sus “niños”.  En estas fotos podéis observar los mininos que tienen y que seguro encontraran adopción

LAS COLONIAS DE GATOS FERALES

Hoy en nuestra sección de entrevistas, tenemos el testimonio de una persona que por circunstancias ha querido permanecer de manera anónima. Ella es una cuidadora de una de las tantas colonias que hay en Mallorca.

Nos reunimos muy cerca de donde esta situada esta colonia, que por suerte hace poco ha sido legalizada, pero aun así es perseguida, insultada por varias personas.

¿Cómo empezó tu andadura como cuidadora de una colonia?

Por casualidad. Tenía una compañera de trabajo que se dedicaba a esto y a veces la ayudaba. Un día me comento que había visto unos gatos en un descampado. Me acerque a ver y así empezó todo. De esto han pasado casi cinco años, los cuales no me arrepiento nada.

¿Con cuántos gatos empezaste?

Ella se queda callada y empieza a enumerar mentalmente la trayectoria.

Es difícil saber los números exactos, creo que fueron cinco o seis. En esa época pensaba que sería fácil comparando con otras colonias. ¡Que equivocada que estaba! Lo difícil no fue cazar a los gatos, lo difícil fue que entendiera la gente que ese terreno no era donde poder abandonar sus gatos o camadas indeseadas.

¿Cuántas con alguna ayuda para cuidar de ellos?

Del ayuntamiento nada de nada. No tengo ayudas por parte de ninguna administración, aunque si las tuviera no sería justo, ya que somos muchas las que estamos en la misma situación. En cambio, de gente particular y de alguna asociación siempre están allí para echar un cable. Después están las personas que saben a qué me dedico con mis horas libres, y me echan un cable con pienso, pate o alguna mano para cazar algún gato que tengamos que llevar al veterinario.

Acabas de decir que esto te dedicas en tu tiempo libre. Me imagino que como todo el mundo tendrás una vida aparte de esto.

Claro-entres risas- tengo un trabajo fijo de ocho horas al día, además tengo un hijo de 10 años y una familia. Intento combinar las horas del día para poder llegar a todo, aunque hay veces que el reloj corre demasiado deprisa y no llego a todo, pero creo sinceramente que todo es proponérselo.

 ¿Tu familia te apoya?

Si, sin su apoyo no podría seguir. muchos domingos venimos mi marido y mi hijo a ver como están los pequeños y si tenemos que hacer alguna reparación en las casetas, aprovechamos para estar en familia. Ellos-señalando a los gatos que han venido a recibir su ración de comida- son tambien mi familia. Todos ellos tienen un nombre, aunque la gente crea que son ariscos y no reconozcan su nombre, pue sí, al oír que los llamo vienen.

¿En estos momentos cuantos gatos están en tu colonia?

Actualmente tenemos a 13, todos castrados. Hemos llegado a ser unos cuantos más pero con el tiempo unos han fallecido, otros les he tenido que ayudar a cruzar ese puente que nos separa y otros por desgracia han sido asesinados.

¿Asesinados? pregunto incrédula

SÍ, Por desgracia hay gente que no tiene escrúpulos con el trabajo que realizo, han llegado a tirar veneno o bien con una pistola de balines han dado caza a los mas indefensos, otros han saltado la verja y los han perseguido con palos.

Cuando ves los cuerpos destrozados te llenas de una rabia descontrolada,  ellos no hacen nada malo y sin embargo son perseguidos. Algunos de los gatos, como he dicho son camadas indeseadas que han aterrizado aquí, otros eran gatos domésticos que se han cansado de ellos y como han visto muchos gatos juntos, pues los sueltan, y ya te apañarás.

En estos casos la gente no sabe que estos no tendrán salida y no podrán subsistir por sí solos, los demás gatos no los van aceptar y entran en conflicto.

¿Ante esto como actúas?

Ante los ataques, denunciándolo el ultimo hace dos años y por suerte no ha vuelto a pasar, aunque hay veces que saltan la verja y tiran la comida o rompen las casetas.

Después están los insultos cuando te ven aparecer con el coche. Yo he llegado a dejar el coche a varias manzanas para que no me lo rayen o no me pinchen las ruedas, Si no pasan de las palabras, los dejo hablar, por hablar la gente no muerde.

Tengo que decir que no todos son así, después te encuentras otras personas que increpan cuando te insultan o amenazan y no te dejan sola mientras estás en la colonia, otras también aportan cosas, sobre todo en épocas de invierno, como plásticos para poner en la zona de comederos o te traen mantas para que no pasen frio.

Creo que poco a poco la gente se va concienciando del trabajo que realizamos, “Las que cuidamos colonias”, somos gente pacifica que no nos metemos con nadie a no ser que maltraten algún animal.

Has comentado que algunas personas sueltan a gatos domésticos en colonias, me imagino que con tus años de experiencia has encontrado algunos casos.

Muchos, demasiados diría yo, es por la creencia del falso mito de que son independientes y que se buscan la vida. Nada más lejos, un gato domestico no sabe buscar alimento, espera que su dueño se lo de. No sabe lo que es pasar frio, lo que es pelear por un territorio, además, los gatos son muy sensibles a los cambios más de lo que la gente cree. Un gato que ha pasado por una casa y después se ve abandonado, añoran su dominio, su casa, algunos entran en un círculo vicioso y se dejan morir.

Un gato de colonia está curtido en las inclemencias, en las malas vidas y por desgracia al corto espacio de vida que tienen. Un gato domestico es como si fuera de seda, ellos no tienen esperanza de vida aquí. Cuando aparece uno de ellos por alguna colonia, enseguida miramos si tiene chip, algunas veces se habían perdido, y sino buscamos con desesperación alguna acogida para después buscarles un hogar definitivo, el tiempo corre en su contra.

Has hablado de la esperanza de vida que es diferente a la de un gato doméstico.

Bueno un gato doméstico, bien cuidado puede vivir bastante, 14 años o incluso más, un gato feral o de colonia no suelen llegar a los 8 años, pocos llegan a esta edad. La libertad que ellos tienen se paga con los años de vida, por muchos cuidados que podamos darles hay cosas que no podemos llegar. Para llevarlos a los veterinarios, tenemos que utilizar jaulas trampas y muchas horas para poder cazar al gato que necesita cuidado. En el veterinario no creas que lo tienen fácil, tienen que sedarlos para poder tratarlos y la medicación no puedes administrarla diariamente porque no se dejan, a no ser que estén muy mal y entonces lo tengas en una jaula en una casa y le puedas dar lo que necesita, pero aun así te tienes que armar de paciencia, de guantes y de ayuda para darles la medicación. Además, ellos están más expuestos a infecciones que suelen contagiarse muy rápidamente como no tengas cuidado y unas medidas de higiene muy altas. No, ellos no lo tienen fácil para nada. Son una parte del mundo llamado incomprendido.

Ahora esta colonia esta legalizada, pero me imagino que hasta llegar aquí tuviste que pasar por muchas dificultades.

Por suerte esta legalizada ahora, pero sí que pase por muchas trabas burocráticas, si ahora tuviera que pedir permisos para legalizarla se que me lo denegarían, está muy paralizado y el ayuntamiento no da legalizaciones. Se de casos que han querido legalizar y el ayuntamiento las ha denegado.

Y entonces ¿Qué pasa con estas colonias?

Pues se arriesgan a multas y que los gatos vayan a parar a una perrera donde los sacrificaran, recordemos que son gatos de calle, no están preparados para vivir en una casa. Para el ayuntamiento son gatos inadoptables y aunque estén sanos no pueden estar en una jaula eternamente y los sacrifican, aunque ellos sigan negándolo. Es un secreto a voces.

Hablando de ayuntamientos, en Mallorca hay entidades que son denominadas pro animales y en cambio otras en contra de ellos.

Mira yo no soy de ningún partido político porque no me creo lo que me dicen, puede que en algún ayuntamiento haya una persona sensible con el bienestar animal pero la mayoría se mueve por interés político o económico. Estamos en la era del activismo animal, y eso da muchos votos, pero de pasar a la foto, a que hagan algo es un abismo. Hablando de fotos ¿tú has visto algún político paseando por Son Reus algún perro, o en alguna colonia ayudando? Puede que alguno se haya echo la foto en alguna instalación para quedar bien, pero nada más. Cuando hay que ensuciarse las manos o dar la cara con algún traspiés que ellos han hecho, desaparecen. Sin ir mas lejos con los perros jubilados de la policía, allí están en algún sitio, sin poder ir a un hogar, sin poder hacer seguimiento. Me imagino que cuando pase un tiempo anunciaran que han muerto, para ellos es algo que les molesta, pero están en el ojo del huracán. Y no han terminado muertos antes porque habido mucha presión social, pero tiempo al tiempo. Con los gatos es igual, no vende publicidad ni votos fotos de gatos por la ciudad ni por los pueblos, aunque estos pertenezcan a una colonia. Hay que recordar que este voluntariado que muchos hacemos realmente es un trabajo de los ayuntamientos, nosotros les quitamos trabajo y gastos ya que no pasamos las facturas de sus cuidados, aunque pensándolo bien, para ellos los cuidados es igual al exterminio. Mientras que los cuidadores de colonia los cuidados son igual a calidad de vida y respeto.

Por último, me gustaría que pudieras resumir tu labor.

No se puede explicar en palabras, solo pido que la gente un solo día acompañe a los cuidadores de cualquier colonia y vean con sus propios ojos esta labor tan maravillosa, excepcional y gratificante.

Tengo que terminar la entrevista, porque debe seguir con su rutina del cuidado de la colonia, muchas preguntas se han quedado en mi mente sobre todo relacionado con este mundo tan apasionante y al mismo tiempo incomprendido y oculto.

Entiendo la ocultación de su identidad a igual modo del lugar de su colonia, ya que mientras realizábamos esta pequeña entrevista he podido comprobar como gente nos insultaba. Ella no es la única que sufre esta discriminación, me consta que muchas son perseguidas del mismo modo.

También sé que nadie podrá detener a esta gente que ama a los gatos y lucha por su día a día. Ell@s son los héroes de la calle.

CASAS DE ACOGIDA. CASAS LLENAS DE SENTIMIENTOS

Nombre: Rosa     Profesión: Contable   Aficiones:  Me encantan los animales, Pilates, los amigos y familia

Hace unos días le hice una entrevista a Rosa, una voluntaria y casa de acogida para que me contara un poco su experiencia en este ámbito. Para dar a conocer el papel que desempeñan estas personas a la hora de rescatar y ayudar a las asociaciones. Un papel que, gracias al empeño de muchas de ellas, las asociaciones pueden sacar a los animales de las perreras y darles una oportunidad.

¿Años en los que llevas siendo casa de acogida?

10 años aproximadamente

¿Cuántos animales has tenido a tu cargo?

Siempre he estado en contacto con animales. No tengo ningún recuerdo en el cual no esté presente un animal

Supongo que detrás de cada animal, hay una historia. Algunas las recordaras con una sonrisa, pero otras traumática. ¿Cuál de estas historias te ha impactado más?

Tengo dos que han marcado un antes y un después. Una de ellas es Olivia es una gata. Hace tres años hubo una llamada de socorro para tres hermanos lactantes. Tenían ataxia (secuelas en el cerebro). Me preste voluntaria sin pensárselo. Pues 1 año antes había tenido un caso parecido (Marc y Felipe). Y sabía cómo podía ayudar. –Rosa sigue su relato echando la vista atrás, con cada palabra va profundizando en los sentimientos de estos casos- Los tres hermanos llegaron en un estado lamentable, pero Olivia era la que peor se encontraba. Tenían apenas dos meses, como mucho. La pequeña ni comía ni bebía. Y muchos menos levantarse. Pedí vacaciones para estar con ellos, pero en especial para ayudar a Olivia. Para que te puedas hacer una idea, había que darle de comer en la boca con una jeringa, llevar al arenero y bañarla todos los días. Aquellos ojos me cautivaron desde el primer día, era como con su mirada me pidiera ayuda. Sus dos hermanos se trasladaron a otra casa de acogida, porque empezaron a mejorar. Olivia se decidió que se quedara conmigo. Ese simple gesto, fue el que separó la vida y la muerte de ella. Pues al estimularla empezó hacer sus primeros progresos, primero la comida y empezó a jugar ella sola. Hubo momentos en que se pensó en dormirla, porque su calidad de vida llegaría a ser dudosa. Se consultó con un Neurólogo, él nos dio una pequeña esperanza porque decía que aprendería a mantener el equilibrio. Así que cada día mañana y noche hacíamos rehabilitación para fortalecer patas y que su pequeño cerebro trabajara al máximo. – La voz de Rosa cambia a medida que avanza la entrevista, sus ojos se van empañando de lágrimas que ella no deja caer. Cuando va recordando, sus labios dibujan una leve sonrisa. – El día que consiguió dar sus primeros pasos, supe que tendría una vida plena, con sus limitaciones. Aunque se pueda pensar lo contrario, encontró un hogar con uno de sus hermanos en Suiza. Sigo teniendo contacto con su mami Vall Rami, y su vida ha mejorado mucho. Parte de mi corazón se fue con ella, pero al mismo tiempo feliz de haber ganado esa batalla.

La otra historia es de Nora, una perra sacada de Son reus, 22 de octubre hará un año que esta con nosotros. Su caso fue y sigue siendo complicado. Lleva arrastrando traumas por abandonos. Además de su bajo peso, ya que en la perrera había dejado de comer. Ha estado con medicación, pautas. Y por nuestra parte mucha dosis de paciencia y cariño. El primer día de estar con nosotros, me rompió las cortinas. Defeco por la casa. Ladraba continuamente. Hace apenas dos meses, me dio su primer beso. No te puedes imaginar lo que supuso para nosotros. Ahora puedo decir, que a empezado a ser feliz. Sabe que este es su hogar. Y que de aquí no se va a ir. Ya que es una acogida indefinida. -Veo como sus ojos van cambiando al hablar de Nora, se le llenan de esperanza y un amor, posiblemente ajeno a la cantidad que ellos sienten por Nora, pero que ella a su manera les da las gracias. Con sus primeros lametones, o sus ronquidos al anochecer-

¿Qué coste emocional supone para ti?

No hay vez que cuando los ves partir se lleven algo de mí. Satisfacción de haberlos salvado, pero tristeza a la vez porque se van. Son sentimientos enfrentados. ¿estarán bien? ¿serán buenas familias? Los dejamos partir para poder ayudar a otros, por desgracia no podemos quedarnos con todos.

“Que supone leer “España es uno de los países de Europa, que tiene la tasa más alta de abandono”.

Me avergüenza que España sea el país con tanta tasa de abandono.

¿Porque recomendarías ser casa acogida?

Hay que partir que ser casa de acogida es muy importante, sin estas pequeñas aportaciones que hacemos los voluntarios, muchos animales no se salvarían. Pero ojo no todo es de color de rosa. Son noches en vela, salidas a veterinario, cuidar sus heridas tanto físicas como psicológicas.

¿Se puede compaginar una acogida con tu vida personal?

Hay que hacer modificaciones, pero con el tiempo te acostumbras. Me he llegado a llevar aun cachorro en la mochila, a la hora del biberón, salir del restaurante y dárselo sin problemas. Preparar mi dormitorio por si algún cachorro lloraba y no lo oía. Dar biberones cada tres horas, para después ir a trabajar. Son cosas que haces siendo casa de acogida. Me siento feliz haciéndolo.

¿Crees que la figura como casa acogida, puede ser un factor a tener en cuenta por las administraciones públicas, para que las perreras municipales no estén tan saturadas?

Considero que tendrían que cambiar las leyes, hay algunos casos como cachorros, ancianos o enfermos que no deberían estar en perreras, más bien en estas casas. Para poder cuidarlos debidamente y tenerlos en observación

Sobre las adopciones y las devoluciones en pocas horas ¿qué crees que ocurre?

Cada caso es un mundo, pero me indigna. Hay que pensar que debe transcurrir unos días de adaptación, son seres vivos. Antes de tomar la decisión de adoptar, valorar realmente si estás preparado.

Terminada la entrevista con Rosa, me voy con un sentimiento de nostalgia y de sabiduría de la mano de ella. Me ha enseñado una tenacidad que no creía que en las personas hubiera esa posibilidad y sobre todo en dar algo de comprensión, cariño en un ser vivo, en este caso un animal

En Rosa, he descubierto una mujer que además de tener su vida familiar, sus aficiones, sus amigos… Tiene un lugar, muy presente para los animales. Muchos de ellos que nadie quiso, pero que con su tenacidad pudo conseguir ganar batallas. Hacer progresos, a pesar de noches sin dormir, cortinas rotas. Adecuando su vida a lo que ellos necesitan en su momento. Que a pesar de que, con cada uno de ellos, se va un poco de ella. Aún le queda mucho amor por dar. De momento con Nora, pero mirando al futuro incierto. Esperando que las administraciones cambien algunas posturas y que la gente sea más consciente a la hora de adoptar.