CARTA DE LOS ANIMALES Los derechos no reconocidos a los animales.

Carta de los animales, las alegaciones del mundo animal pidiendo amparo y mejora en las leyes de protección animal

Los animales nos dirigimos a los políticos porque creo que también nos representan (yo nunca he votado, pero he acompañado a mi humano a ello, por tanto, creo que eso sirve).

Muchas personas han clamado al cielo, gritando en manifestaciones y recogida de firmas para que nosotros los animales pudiéramos tener unos derechos, que parte de los humanos se empeñan en negarnos y en la otra mitad ni los reconoce.

Si ustedes castigan a los que maltratan a sus congéneres ¿Por qué no actúan con los que hacen lo mismo con otros seres vivos?

Nosotros los animales les contestaremos.

Porque no valemos nada, a no ser que con nuestros cuerpos, hijos secuestrados vil mente, los humanos ganen dinero a costa nuestra. Explotados para disfrute de muchos, sin importar el sufrimiento y la miseria en la que vivimos.

Los casos de asesinatos llenan las portadas, pero por desgracia pasan al olvido, ¡bendita memoria la vuestra! Nos quejamos de que llegados a una cierta edad se nos destierra a lo que vosotros llamáis perrera, pero lo cierto es que no tenéis cultura de acogimiento. Ya que a vuestros mayores los abandonais a su suerte, sin importar la soledad que tendrán. En lugares lúgubres llamados residencias, quedando lo que vosotros llamáis conciencia, en una paz y tranquilidad.

Otros pasan su vida atados, sin conocer más allá de aquellos metros que su cadena le permite. Sin importar las estaciones que pasan. Hay otros que, por no gastar en una alarma, destinan la vida de un animal a suplir este trabajo. Esclavizado toda su vida, recibiendo visitas semanales por el que dirán, excusando que toda la vida se ha hecho de esta manera, pasando de padres a hijos estas lecciones ¿por qué cambiar las cosas?

LOs circos con animales es una explotación animal

Los gatos no son ajenos a estos sufrimientos, pues al ser “almas libres” o “independientes” nadie se para a entenderlos ni saber de sus necesidades. Más bien son utilizados para ahuyentar a los roedores, en vez de utilizar unos aparatos llamados trampas, pero otra vez surge el tema de usar una vida de un ser vivo en vez de una máquina.

Otros viven en comunas, llamadas colonias, donde la vida no es fácil. Las inclemencias del tiempo son el pan de cada día. Se debe lidiar con los que son poco amantes de los animales y se dedican a envenenar su comida o bien dispararlos. Acaso no saben que muchos de sus antepasados fueron gatos domésticos que sus dueños se cansaron y los abandonaron a su suerte.

No debemos olvidar a otros animales que son explotados en circos, en atracciones turísticas, o para disfrute de los niños; para que sus progenitores puedan presumir de una foto de las proezas de su hijo. O aquellas que dicen de rescatar animales y son destinados en un zoológico, excusándose que no pueden volver a su hábitat porque morirían, mientras cobran por la mísera vida que llevan en las instalaciones.

Ustedes los humanos no solo nos quitan nuestros hábitats naturales, sino que además se vanaglorian de sus logros a costa de la vida de miles de seres vivos. En sus manos está la extinción de muchos seres vivos, que el único pecado fue encontrarse con vosotros. Pero no ha sido suficiente, sino que además muchos de vosotros nos utilizan para decorar vuestros salones y así presumir ante la sociedad de vuestros asesinatos, otros en cambio lucen sus pieles en sus cuerpos para recordar el estatus de estupidez en que viven. No quisiera olvidar de aquellos que pagan por perseguirnos y darnos caza en lo que los humanos llaman safaris. O nos matan por las propiedades de elixir que vuestras vidas aburridas os llevan a creer, que con nuestras partes podrán curar o levantar partes de vuestros cuerpo muertas o carentes de vitalidad.

La explotación en los zoológicos, donde son expuestos para disfrute personal de los humanos. Condenandolos a no conocer su hábitat natural jamás

Si estas no son pruebas de maltrato animal y asesinato ¡que más debe pasar! para que los dirigentes de los países del mundo dejen de mirar a otro lado.

Es hora de que entiendan los humanos que el mundo no es solo de vosotros, sino que se puede compartir. Sin que por ello nos deis caza, ni hagáis que solo existamos en vuestros libros.

Por ello os pedimos un cambio en vuestras leyes, en vuestras doctrinas, en vuestras aficiones. ¿Cuánta sangre más debe correr en la tierra en la que todos vivimos? Y en la cual vosotros os empeñáis en destruir y aniquilar todo ser vivo.

Necesitamos un cambio ya

Tu opinión es importante para seguir avanzando