PERROS ESCAPISTAS El peligro de las fugas

Hay perros con fama de escapistas. Pero no es lo mismo un perro escapista, que un perro con tendencias a perderse. La nariz del perro es la responsable de que muchos de estos perros se pierdan, buscando fuertes olores interesantes.

Hay razas de perros más propensas a “perderse”:perros escapistas

Husky siberiano– En un descuido puede emprender la marcha sin que se alcance frenarlo. Tiene tendencia a perseguir, una mariposa puede hacerle distraer fácilmente

Schnauzer miniatura. Perros con gran terquedad. Si algo le llama la atención no dudara a desaparecer en poco tiempo.

-Jack Russell Terrier. Para ellos escarpase es un juego mas y de nada servirá que lo persigas. Pues lo que mas destaca en ellos es la agilidad y la velocidad que tienen.

Beagle. Es una de las razas mas hiperactivas que hay. Su instinto de cazador lleva a rastrear lejos de la casa

-Chihuahua. El tamaño pequeño es ideal para perderse en un visto y no visto. Son perros con gran habilidad para correr con agilidad, saltar y escabullirse.

Staffordshire Bull Terrier Terquedad para estos gigantes traviesos. Es lo que siempre les rodea.

-Braco alemán de pelo corto. Son perros que sufren ansiedad y nerviosismo. Se aburren fácilmente y se escapan para buscar nuevas maneras de quemar esa energía y que desaparezca el aburrimiento

Corrigiendo las conductas de aburrimiento, de paseos mas largos para quemar esa energía, no dejando suelto al perro en lugares que no están convenientemente cerrados. Tenderán menos a perderse.

Los casos en los que los perros se escapan de sus hogares son incontables. Existen determinados factores que puedan provocar esta situación estresante tanto para el animal como para la persona. Entre los factores principales se encuentran el miedo (a algún ruido estridente, truenos, golpes que en ocasiones se escuchan desde la calle). Estos sonidos activan en el animal una necesidad de huir e incluso desorientarse, lo que provoca que se pierdan y no sepan volver al hogar.

El maltrato es otro factor. Ya que, si el perro se siente amenazado, querrá huir para no seguir siendo agredido o lastimado.

Otro motivo que provoca las salidas descontroladas de nuestras mascotas puede ser la presencia cercana de una perra en celo. Una de las soluciones propuestas para estos casos es la esterilización del animal con el fin de poner fin a esta tendencia que propicia las salidas de su hogar.

Persecuciones

Cuando se pretende que el perro acuda y corre en dirección contraria, no hay que ir tras él para cogerle, porque el efecto será el contrario. Es decir, el perro huirá con más insistencia. Lo ideal es que el animal siga a su dueño y no al contrario. Cuando el animal percibe que no se está pendiente de él, sino que debe seguir al dueño para no perderle la pista, cambia de actitud.

Refuerzo positivo

El estímulo positivo funciona una vez más para educar y corregir malos hábitos en el perro. Cada vez que el animal acude sin problemas a la llamada, hay que felicitarle. De esta manera, comprenderá lo que se espera de él. Los comportamientos incorrectos no cambian de un día para otro. Se necesitará tiempo, paciencia y tesón.

El Perro ha escapado

Una vez que el perro se ha escapado hay que esperarle con paciencia, y llamarle para que cuando regrese nos encuentre. Ponerlo en conocimiento de veterinarios, de la policía y hacer carteles por la zona ayudara. Incluido llamar a las perreras o refugios de tu ciudad. El que tenga el chip al día con sus teléfonos actualizados es muy importante

El peligro de las fugas

El riesgo principal de las fugas son los accidentes y atropellos. En nuestra mano esta poner las medidas necesarias para que nuestro perro no se de a la fuga. Vallas con altura, puertas debidamente cerradas y con cerrojo. En la calle llevarlo sujeto con su correspondiente correa.

Entre las causas más comunes es el aburrimiento del perro, miedo a determinados ruidos o ansiedad por separación.

perros escapistas

Medidas a Tomar

Integración Familiar: El animal debe sentirse integrado en la familia. Si por el contrario no es así, se convertirá en un perro independiente. Necesitando huir para quemar sus frustraciones o bien por necesidad de contacto humano. Tomando sus propias decisiones. Suelen ser perros que están recluidos en los jardines o perreras

-Comunicación no Verbal: El perro es un gran observador de nuestro cuerpo, sabe por nuestra posición, tono de voz etc…de que humor estamos. Si estamos nerviosos o enfadados a la hora de llamarlo el can lo sabrá y posiblemente no querrá regresar con nosotros. Llamarlo calmadamente incluso agachado, nos da la oportunidad de que el perro venga a nuestra llamada.

-El nombre del perro: Nunca se debe usar el nombre del perro para reñirlo. Simplemente usa monosílabos “NO”. Su nombre debe ser asociado a cosas positivas no para castigos. Si alguna vez se escapa o se pierde al reconocer su nombre. Él lo asociara con un “Premio” (caricias, juego, galleta). Siendo más fácil a que vuelva ante una voz que trasmite positivismo. De igual manera a la hora de los paseos, una vez terminado evita llamarlo por su nombre. El perro lo asociara con el fin de su libertad o entretenimiento y en volver a poner la correa. Para ello entre juegos y carreras llámalo y acarícialo. Es una manera de engañarlo, pero de este modo no relacionara la acción “Nombre” con fin del juego.

-Nunca lo castigues: Por muy enfadado que uno este por la escapada del perro, NUNCA se debe castigar. No evitaras que vuelva a repetirse, todo lo contrario, tardara más en volver.

-Ejercicio diario: La rutina diaria de paseos, juegos y ejercicios. Son una base fundamental para llegar a conocer las necesidades del perro y que el te conozca a ti

IMPORTANTE

La clave para que el perro no se escape, se puede resumir en un solo punto:

-El tiempo con él, los juegos, los paseos, el ejercicio físico.  Un perro necesita de nuestro tiempo, si no puedes dárselo. No lo adoptes. Ya que su aburrimiento, su frustración ira asociada con las escapadas.

Tu opinión es importante para seguir avanzando