EL DOLOR EN LOS ANIMALES Síntomas y causas

El dolor en los animales. Los perros ante el dolor cambiarán su comportamiento habitual. Pueden verse apáticos, sin apetito y con inflamación en la zona afectada
El dolor en los animales. Al no poseer la capacidad de transmitir que tiene dolor, tendrá que ser mediante síntomas

Cada ser vivo tiene un umbral del dolor y una forma de expresarlo. Aunque parezca mentira, todavía, una parte de la sociedad considera que los animales no sienten dolor o, al menos, no de la misma manera que el hombre.

 Los animales no poseen la capacidad de transmitir las sensaciones de dolor a través de la comunicación verbal. Pero, aun así, muchas especies suelen comunicarlo a través de sus expresiones faciales o sus movimientos o emitiendo chillidos y gritos de alerta.

 Por tanto, el dolor debe entenderse como un mecanismo protector frente al daño, pero cuando este ya no tiene un efecto protector como en el caso del dolor neuropático o el dolor quirúrgico, debe aliviarse mediante el empleo de analgésicos para favorecer el máximo bienestar animal.

Como refleja el perro el dolor que sufre

El principal síntoma que refleja que el perro sufre dolor es el cambio en su comportamiento. Hay determinadas señales que pueden alertarnos de que el perro tiene dolor:

-Pueden presentar rigidez en los movimientos del cuerpo, permanecer acostados o bien en posturas inusuales

-Cojera o movilidad anormal o torpeza.

-Morderse, lamerse el lugar donde le produce dolor

-Falta de apetito.

-Ladridos incesantes.

CAUSAS

Las más comunes son:

-Enfermedades de las articulaciones

-Procesos Postoperatorios

-Afecciones dentales.

Ante la presencia de dolor o bien algunos síntomas, es necesario que el veterinario evalúe a nuestra mascota. Dando analgesia necesaria para cada caso .

La presencia del dolor en los gatos

El dolor en los animales. Suele tener varias causas y diferentes síntomas. Saber ser preciso en el proceso del dolor, su comportamiento etc..Hace que el veterinario pueda ser mucho más certero en su diagnóstico
El dolor de los animales. Cuando nuestro gato tiene dolor su comportamiento cambia

Los signos de dolor en los gatos son difíciles de detectar ya que los gatos son muy hábiles escondiéndolos sobre todo en caso de dolor crónico. La cosa se complica porque en los gatos hay mucha más variabilidad en la forma de reaccionar al dolor respecto a los perros y además un papel muy importante lo juega el ambiente, la edad y el estado físico general del animal.

Causas del dolor en los gatos

Todo tipo de enfermedad, en el caso específico, articular, trauma o cirugía

¿Cómo podemos saber si nuestro gato sufre dolor?

En apariencia, los gatos que sienten dolor presentan una expresión facial aprehensiva o preocupada, frente arrugada, falta de aseo, pelo pegoteado o sin limpiar.                                                                             También puede haber cambios de comportamiento: llanto, maullidos, gruñidos o bufidos si te acercas, o que los provoca él mismo cuando se mueve. Es normal también que se esconda o se oculte de otros gatos. Se ve inusualmente quieto, se lame mucho cierta zona, le falta el apetito.

 Cambia su postura y movimientos: puede presentar cojera o intentos de cojera, sin necesidad de que sea esa pata la que le duele. El gato está rígido y presenta posturas anormales, dependiendo de dónde le duela: si el dolor está en la cabeza o los oídos, el gato inclinará la cabeza hacia el lado donde le duele. El dolor de tórax y abdomen hará que el gato se agazapé, encogido o encorvado. A veces, dependiendo de la ubicación del dolor en el tórax, estirará su cabeza, cuello y cuerpo. Si el dolor es abdominal o de espalda, puede acostarse del lado que le duele, o pararse con su espalda arqueada y caminar con las piernas rígidas.

En las clínicas veterinarias, a veces, se utilizan las llamadas escalas del dolor, en las cuales es posible encontrar indicaciones del grado de dolor que puede sufrir un gato. En todo caso, nada puede sustituir al ojo experto de un veterinario.

El dolor en los animales. Escala de dolor del gato, utilizada en clínicas veterinarias. Mediante la actuación y conductual +respuesta a la palpación. Nos dará el grado que pueda tener el animal
Escala de dolor en gatos. Su uso en veterinaria es bastante habitual

¿Qué hacer si nuestro gato tiene dolor?

Lo primero una visita al veterinario donde se debe contar cada síntoma, evolución del proceso, cambio en el comportamiento duración. Intentando ser precisos, recordando que los animales reaccionan de diferente manera en la consulta veterinario que en su hogar.

NUNCA DAR MEDICACIÓN SIN QUE EL VETERINARIO LO HAYA PRESCRITO Y MENOS ANTIINFLAMATORIOS PARA USO HUMANO.

Tu opinión es importante para seguir avanzando