LOS ABRAZOS PERDIDOS Lo mucho que hemos perdido

Son tantas las cosas que hemos perdido… Familia, amigos, hábitos, sensaciones, ilusiones y abrazos y tantos pequeños detalles de nuestra vida, esa que nos abandonó y tanto ansiamos recuperar.

Nunca nadie se da cuenta de lo que uno pierde hasta que te das cuenta que lo empiezas a olvidar, difuminándose en el tiempo y en el espacio, en los verbos del pasado….

¡Cuántas palabras perdidas! Aquellas, las mismas que suenan huecas en nuestras vidas, las que fueron importantes un día, las mismas que son carentes de sentido en estos días.

 Recuerdos que nos llegan desde lo más profundo de nuestro pasado, quemando esa esperanza, transformándolo en lágrimas, recuerdos de nuestras acciones, aquellas que nos llegan desde lo más lejos de nuestra alma, las cuales repetíamos una y otra vez sin parar y ahora estas, están olvidadas por temor o por prohibición.

¡Cuántas veces he añorado ese contacto! ese abrazo ahora denegado, parece todo tan lejano, que mi mente se nubla, haciendo que entremezcle el pasado con las fábulas de algo jamás realizado.

Los abrazos perdidos de han difuminado en el tiempo y en nuestro espacio
Los abrazos perdidos se han difuminado en el tiempo y en nuestro espacio.

 ¿Será verdad que nunca nos hemos abrazado? o ¿acaso esa nostalgia viene dada porque nuestro cuerpo ansía el contacto humano?, de nuestro amigo, de nuestro hermano, de los nietos y aquellos que ya se fueron.

¡Hay tanto que hemos perdido!  que con el paso del tiempo lo hemos ido arrinconando, nos vamos acostumbrando a los nuevos tiempos que marcan nuestro espacio.

¡Queda tan alejado aquello que era un trato humano! El calor envolvente de unos brazos que rodeandonos nos hacían sentir como mariposas danzando. Aquellos abrazos de despedida a una nueva vida, aquellos abrazos de encuentros que nos habían distanciado y que volvían a reencontrase en las avenidas de nuestra biografía, aquellos abrazos que alejaban todo el temor de nuestras pesadillas, aquellos abrazos de dos seres enamorados que se buscaban en las noches más frías, esperando no ser encontrados.

¡Hoy me parece todo tan lejano! Algo que mi cuerpo quizás no haya vivido, sólo experimentado en los sueños por haberlo leído y no gozado.

¿Cuántos abrazos nos fueron denegados? y nosotros rechazamos por el orgullo o el enfado, ahora los extrañamos, los ansiamos.

¿será verdad que nunca nos hemos amado?
¿Será verdad que nunca nos hemos abrazado?

¿Cuántos abrazos se perdieron por falta de tiempo? quedándose en el aire, se esperaron y nunca se reclamaron.

¿Cuántos abrazos se han perdido? entre las risas de los niños, abrazos a padres, madres ausentes y que pesan con el tiempo y los años, ¡nos parece todo tan remoto, tan desolado!

Algún día, no muy lejano, esos abrazos perdidos, serán encontrados.

Gente, inundado las calles, abrazándose sin importar lo que nos ha pasado, dejando atrás esa niebla que nos robó nuestros abrazos perdidos y hoy encontrados.

Los abrazos perdidos, comprendemos que la esperanza nunca se perderá
Comprendemos con el tiempo la esperanza nunca se perderá

Disculpad por no traer hoy un nuevo artículo, pero sentía la necesidad de poder hablar y recordar las pequeñas cosas de la vida, las que fueron de un ayer, y hoy casi son unas extrañas en nuestras vidas.

 Incluso al recordarlas, una sensación de añoranza inunda mi ser, y con mi mente en un futuro no muy lejano, espero con ansia que aquellos días vuelvan de nuevo a mí; recobrar quizás lo perdido o encontrarse a uno mismo y sobre todo que los abrazos sean únicos y colectivos.

¿Cómo una acción sin palabras puede transmitir tanto?, lo que uno extraña. Creo que somos muchos los que ansiamos una nueva normalidad y alejarnos de esta oscuridad que nos ha arrebatado tanto.

Nunca se nos devolverán los minutos robados, ni las vidas que la muerte nos arrebató… pero la esperanza que se perdió, esa depende de nosotros volverla a acondicionar en nuestras vidas; ojalá no quede muy lejano el día de volver a encontramos, a tomar un café, a reír y abrazarnos

Mientras tanto os mando mis más sinceros abrazos.

Tu opinión es importante para seguir avanzando