LA CAZA FURTIVA Lo que se esconde detrás de la caza furtiva

En la caza furtiva se encuentra el comercio ilegal de animales. No solo por su carne sino el uso de partes de su cuerpo como productos medicinales o decoracion
La caza furtiva del rinoceronte africano es para traficar con sus cuernos

La caza furtiva de animales es muy importante en zonas como Sudamérica, Centroamérica, Asia y África (lugares muy ricos en fauna considerada exótica ). Sus principales destinos son Estados Unidos, Europa o Japón.

Se trafica sobre todo con monos, víboras, tortugas, iguanas, caimanes o aves (principalmente loros). Los loros, por ejemplo, se venden vivos como animal de compañía, zoológicos, zonas de reserva de fauna o circos con animales. Las iguanas, por ejemplo y otras especies, se venden muertas para la elaboración de zapatos o carteras con sus pieles.

Brasil, es uno de los países con más caza furtiva del mundo, por su gran biodiversidad única. Se calcula que en territorio brasileño se cazan unos 38 millones de ejemplares al año y el 90% muere durante su caza y transporte ilegales.

Otros ejemplos pasados y presentes: –

-La caza furtiva de ballenas para obtener aceites y carne (lo que las ha llevado al borde de la extinción)

– La caza furtiva del rinoceronte africano para traficar con sus cuernos.

-La extinción durante el siglo XIX del gran alce gigante debido a la caza.

-La desaparición del periquito de Carolina.

Consecuencias de la caza furtiva

La indiscriminada caza a la que se ven sometidas ciertas especies, hace peligrar su continuidad. Otras especies se han extinguido gracias a la caza furtiva
La caza furtiva de animales se puede ver alterado su ecosistema y por consiguiente la cadena alimenticia

Principales consecuencias

  • La población de aves se ha reducido en un 58% y la de mamíferos en un 83%. Hoy en día debido a la demanda y acceso a tecnologías que nunca existieron hasta ahora, la caza ilegal o furtiva es mucho más desmesurada.
  • Los animales se sienten muy amenazados por la presencia del ser humano.
  • El suelo empobrece su calidad, los nutrientes son más escasos y empeora la polinización con consecuencias en la producción vegetal.
  • La extinción de animales por la caza empeora la calidad del agua y puede aumentar el brote de distintas enfermedades y plagas.
  • La caza de animales en un ecosistema altera la cadena alimenticia que se forma dentro de él. Haciendo que todo el ecosistema altere su equilibrio. Y por lo tanto, este funcione deficientemente, es decir, la caza influye tanto en los animales que mueren, como en los que no: plantas, presas y depredadores
  • El Código Penal contempla como delito la caza furtiva. Pero son pocos los cazadores furtivos que acaban entre rejas: las autoridades y los vecinos miran para otro lado, y estas acciones quedan impunes.
  • El transporte de estos animales hacia las grandes ciudades, por ser clandestino, obliga en la mayoría de los casos a someter a los animales al maltrato, viajar en cajas, atados con cintas, con sus picos amarrados e incluso amputadas algunas de sus partes para evitar que se fugen.
Muchos de los animales están en serio peligro de extinción
La extinción de algunos animales es fruto de la caza furtiva

«Llegan muy flacos, en ocasiones con fracturas y cuando son capturados lo que hacen es fracturarles los colmillos con alicates», explica Lina Puentes refiriéndose a los micos tití, conocidos también como monos ardilla y apetecidos porque son sociables, tiernos y juguetones.

Internet es la plataforma donde se exhibe el animal y se hace transacción comercial

La especie se exhibe en plataformas de internet. El comprador la elige, realiza una transferencia o una consignación bancaria y a las pocas horas, el animal llega a su casa a continuar la cadena de maltrato al que ha sido sometido desde su misma captura. Es un mercado ilegal que mueve anualmente alrededor de 50 millones de dólares,

De acuerdo con la Fundación Internacional del Rinoceronte, hemos pasado de tener una docena de especies diferentes de rinocerontes a apenas cinco, tres de las cuales están consideradas en estado crítico de extinción. A principios del siglo XX, se estimaba que Asia y África albergaban una población de 500.000 rinocerontes. En la actualidad, se calcula que apenas hay unos 25.000 apenas, principalmente en Sudáfrica.

Además de la destrucción de su hábitat natural, la demanda de sus cuernos, para uso en la medicina tradicional en algunos países asiáticos -principalmente Vietnam, China, Tailandia y Corea- o para cosas tan banales como los mangos de navajas y dagas explican su continua depredación. El precio del kilo de cuerno de rinoceronte ha llegado a alcanzar los 60.000 dólares estadounidenses, un valor muy superior al pagado por metales preciados como el oro. Un cuerno de rinoceronte, que en apenas 48 horas viaja de África a Asia, pesa en torno a los 7 kg, es decir, su valor en el mercado negro puede fácilmente superar el medio millón (500.000) de dólares.

Cifras disparadas en los últimos años

De acuerdo con las estimaciones ofrecidas por el Departamento Sudafricano de asuntos medioambientales, la caza furtiva de este animal se ha disparado a lo largo de los últimos años. Mientras que en 2007 se contabilizaron 13 muertes de rinocerontes a manos de furtivos. En 2014 esta cifra alcanzó los 1.215. Es decir, un rinoceronte cada 8 horas.

La población de elefantes tampoco escapa a esta lacra. Su número en el continente está disminuyendo de manera alarmante. Anualmente, aproximadamente 30.000 elefantes son sacrificados de manera furtiva por sus colmillos de marfil. Uno cada 15 minutos. Un registro difícil de sostener para garantizar la supervivencia de cualquier especie animal. Así, por ejemplo, en tan sólo cinco años la población de elefantes en Tanzania se ha reducido en más de un 60%, lo que impacta de manera muy negativa a un país donde aproximadamente el 14% de su PIB proviene del turismo de safaris. El kilo de marfil se paga en el mercado negro en torno a los 2.100 dólares.

Acabar con el comercio ilegal que alimenta la caza furtiva requiere de soluciones coordinadas tanto en el ámbito nacional como internacional, mucho más allá de las destinadas a evitar o repeler a los cazadores furtivos.

Resulta crucial aumentar la sensibilización y el conocimiento, derribando falsas creencias acerca de los beneficios que en términos de salud o de estatus social se asocian a estos animales.

Algunas campañas al respecto se han mostrado muy efectivas, como la que consiguió disminuir la demanda de cuerno de rinoceronte en Vietnam. Después de explicar que el material con el que está hecho es el mismo que el de las uñas humanas.

Un comentario sobre “LA CAZA FURTIVA Lo que se esconde detrás de la caza furtiva

Tu opinión es importante para seguir avanzando