MI GATO HA SUFRIDO UNA AMPUTACIÓN DE UNA EXTREMIDAD. ¿CÓMO DEBO ACTUAR?

Nuestro gato ha sufrido una amputación de una extremidad y nos vienen a la cabeza muchos interrogantes ¿Cuál es la mejor manera de poder cuidar a mi gato? ¿Será un gato que podrá jugar? ¿gestionará esta nueva vida nuestro gato?

Ante todo, se deben seguir las indicaciones de nuestro veterinario para estos casos, y ante cualquier duda acudir a él. 

La causa más común de sufrir una amputación son las lesiones causadas por el ataque de otros animales. En segunda medida está la de tumores malignos, que pueden justificar la amputación de alguna extremidad de nuestro minino. Los gatos una vez que la herida ha cicatrizado vuelven hacer su vida dentro de la normalidad, podremos verlo correr, saltar entre las sillas. Pero para que esto llegue tienen que pasar por unas etapas.

Según especialistas, “los gatos funcionan bien con tres patas, siendo capaces de correr, saltar y jugar sin dolor. Los gatos no sufren la angustia psicológica de perder un miembro de la misma manera que lo hace un humano”.

 Nuestro pequeño necesitará de nuestros cuidados y mimos para restablecerse. Una serie de medidas os ayudará a que sus cuidados sean efectivos.

Se debe extremar la limpieza en su cama para que no sea un caldo de cultivo para los microbios

-Mantener su cama limpia y ventilada

-Acercar el comedero y bebedero. (es aconsejable que los primeros días que los desplazamientos sean mínimos)

-Tener un lugar de “refugio” para nuestro minino. Un lugar donde esté cómodo, sin accidentes, ni golpes, ni con otros animales

Debemos vigilar el peso de nuestro gato. Tenemos que tener en cuenta que en las primeras semanas el aporte calórico no se gastara con el ejercicio físico

-Evitar que engorde

-Se puede sentir incomodo o nervioso. Una dosis de paciencia por nuestra parte ayudara a superar esta etapa.

Algunos trucos,como facilitar mediante rampas el acceso a sus lugares preferidos

-Ajustar unas rampas para facilitar la nueva vida de nuestro amigo. (pueden colocarse en ventanas para facilitar la entrada a nuestro domicilio, unas cajas se pueden diseñar para hacer una escalera donde nuestro pequeño la podrá utilizar para subirse a los lugares preferidos como el sofá)

-Ajustar el tamaño de la caja de arena a las nuevas necesidades que necesitara el gato.

-Nuestro pequeño tendrá que recuperar la capacidad de movimiento, adaptándose a la nueva situación. Por ello no es aconsejable excederse en los traslados manuales.

Introducir al gato de nuevo con sus compañeros de juegos, debes ser gradual y con especial atención de cómo los demás aceptan al minino

-Reintroducir al minino de forma gradual a la convivencia con otros animales

-Una vez superado el periodo de recuperación inicial de cuatro semanas, los gatos pueden hacer vida normal, sin limitaciones.

Ante cualquier duda, indicadores de que algo no funciona bien.Acude a tu veterinario

-Si su estado de ánimo es algo más bajo, que deje de comer o beber, si para orinar o defecar el gato se estira. Es motivo de que consulte con su veterinario

LAS LIMITACIONES DE LOS FELINOS NO LAS PONE NUESTRO AMIGO, SINO NOSOTROS MISMO HACIA SU ESTADO.

OS ESPERAMOS EN EL PRÓXIMO ARTICULO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s